©Hans-Olof Utsi
SUECIA

Parque Nacional Padjelanta

Es el parque más grande de Suecia. Está situado en el extremo norte y es hogar de varios animales en peligro de extinción. En el círculo polar ártico el impacto del cambio climático es acelerado; sin embargo, Suecia sienta precedentes favorables con políticas climáticas ambiciosas.

Compartir

Es el parque más grande de Suecia situado en el extremo norte y forma parte del Área Laponia, considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Padjelanta está compuesto por una vasta meseta alrededor de dos grandes lagos que abarcan más de 2,000 kilómetros cuadrados. Su paisaje consiste principalmente en colinas con pocos picos y es el hogar de animales como búhos nevados, renos, leminos, glotones y zorros árticos, con estos últimos tres encontrándose en peligro de extinción. Su avifauna incluye el águila real y el esmerejón (Falco columbarius).

Los renos han migrado aquí durante miles de años para dar a luz terneros y forrajear. Se sienten atraídos por los pastos verdes y las montañas amigables. El lecho rocoso rico en cal, la alta precipitación y el deshielo tardío han permitido el florecimiento de una vegetación que no se encuentra en otros lugares, lo que llevó a Padjelanta a ser declarado parque nacional en 1962.

También es un área donde la gente ha vivido durante milenios. En todas partes hay rastros de sus vidas, como las tiendas de campaña goahte, hogares y pozos de captura y hoy es el hogar de tres comunidades sami, cuyos asentamientos más grandes se encuentran junto a los grandes lagos de montaña Virihávrre, Vásstenjávrre y Sáluhávrre. El goahte es la vivienda perfecta, el fuego en el medio extiende el calor y la tela que lo rodea como una piel protectora contra el viento y el clima. Sin embargo, puedes escuchar todo lo que sucede afuera, percibir olores, sentir la temperatura y escuchar todos los sonidos de la naturaleza.

Aunque la gestión del Área Laponia es altamente efectiva, el cambio climático constituye una amenaza latente, ya que está impactando con mayor rapidez en el Ártico y se estima que tenga un mayor impacto en la biodiversidad con una gran probabilidad que desaparezcan ecosistemas completos adaptados al frío. Las temperaturas han aumentado dos o tres veces más rápidamente en comparación con otras regiones, las poblaciones de mamíferos han disminuido y la línea de árboles se ha desplazado hacia regiones más altas.

Estudios sobre la riqueza de insectos, abejas silvestres, mariposas y polillas durante más de 60 años del Parque Nacional Padjelanta han mostrado cambios en las comunidades de insectos por una disminución significativa del área glaciar y un aumento en el área de bosques de abedules. El número de mariposas y polillas ha aumentado, pero no el de abejas silvestres.

Las ambiciosas políticas ambientales en Suecia han jugado un papel importante para reducir las emisiones de carbono y lograr combinarlo con una economía nacional en crecimiento. El modelo verde sueco significa integrar negocios y sostenibilidad y demuestra que es algo factible y efectivo.

Parque Nacional Padjelanta

©Hans-Olof Utsi
SUECIA

Es el parque más grande de Suecia. Está situado en el extremo norte y es hogar de varios animales en peligro de extinción. En el círculo polar ártico el impacto del cambio climático es acelerado; sin embargo, Suecia sienta precedentes favorables con políticas climáticas ambiciosas.

Es el parque más grande de Suecia situado en el extremo norte y forma parte del Área Laponia, considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Padjelanta está compuesto por una vasta meseta alrededor de dos grandes lagos que abarcan más de 2,000 kilómetros cuadrados. Su paisaje consiste principalmente en colinas con pocos picos y es el hogar de animales como búhos nevados, renos, leminos, glotones y zorros árticos, con estos últimos tres encontrándose en peligro de extinción. Su avifauna incluye el águila real y el esmerejón (Falco columbarius).

Los renos han migrado aquí durante miles de años para dar a luz terneros y forrajear. Se sienten atraídos por los pastos verdes y las montañas amigables. El lecho rocoso rico en cal, la alta precipitación y el deshielo tardío han permitido el florecimiento de una vegetación que no se encuentra en otros lugares, lo que llevó a Padjelanta a ser declarado parque nacional en 1962.

También es un área donde la gente ha vivido durante milenios. En todas partes hay rastros de sus vidas, como las tiendas de campaña goahte, hogares y pozos de captura y hoy es el hogar de tres comunidades sami, cuyos asentamientos más grandes se encuentran junto a los grandes lagos de montaña Virihávrre, Vásstenjávrre y Sáluhávrre. El goahte es la vivienda perfecta, el fuego en el medio extiende el calor y la tela que lo rodea como una piel protectora contra el viento y el clima. Sin embargo, puedes escuchar todo lo que sucede afuera, percibir olores, sentir la temperatura y escuchar todos los sonidos de la naturaleza.

Aunque la gestión del Área Laponia es altamente efectiva, el cambio climático constituye una amenaza latente, ya que está impactando con mayor rapidez en el Ártico y se estima que tenga un mayor impacto en la biodiversidad con una gran probabilidad que desaparezcan ecosistemas completos adaptados al frío. Las temperaturas han aumentado dos o tres veces más rápidamente en comparación con otras regiones, las poblaciones de mamíferos han disminuido y la línea de árboles se ha desplazado hacia regiones más altas.

Estudios sobre la riqueza de insectos, abejas silvestres, mariposas y polillas durante más de 60 años del Parque Nacional Padjelanta han mostrado cambios en las comunidades de insectos por una disminución significativa del área glaciar y un aumento en el área de bosques de abedules. El número de mariposas y polillas ha aumentado, pero no el de abejas silvestres.

Las ambiciosas políticas ambientales en Suecia han jugado un papel importante para reducir las emisiones de carbono y lograr combinarlo con una economía nacional en crecimiento. El modelo verde sueco significa integrar negocios y sostenibilidad y demuestra que es algo factible y efectivo.

Compartir